Existe un beneficio establecido por la ley chilena para las personas de escasos recursos, que les permite acceder en forma gratuita a servicios judiciales, a atención profesional de abogados y a servicios prestados por los órganos judiciales como las notarías, lo que se conoce como Beneficio de Asistencia Jurídica (BAJ) o privilegio de pobreza. 

Quien goce de este beneficio, tendrá patrocinio gratuito de un abogado de la Corporación de Asistencia Judicial, acceso gratuito a diligencias realizadas por receptos judicial de turno (notificaciones, embargos, inscripciones, informaciones sumarias, desalojos, audiencia testimonial, audiencia de absolución de posiciones); a inscripciones y certificaciones del Conservador de Bienes Raíces; a los informes del defensor público de turno; a escrituras ante notario de turno; a desarchivos en el Archivo Judicial y el Archivo Nacional; a publicaciones en el Diario Oficial; a la obtención de copia del expediente del proceso que obra en tribunales y al derecho a no ser condenado a pagar las costas del proceso. 

¿Cómo saber si soy beneficiario? 

El privilegio de pobreza será otorgado por el abogado jefe de la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ). De esta forma se emite de manera digital e interna el documento que acredita que el patrocinado está favorecido con el Beneficio de Asistencia Jurídica, y con esto, ya se puede solicitar la atención en la notaría de turno.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *