Con la firma del director nacional del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Octavio Vergara y el notario público, Carlos Miranda, se inició el convenio piloto a nivel nacional para facilitar trámites notariales a los adultos mayores a través de una plataforma web de la notaría. 

Sobre el convenio, el director del Senama manifestó qué “esta pandemia nos obliga a pensar en soluciones innovadoras para las personas mayores, y en ese sentido, estamos todos los actores comprometidos”. 

“Uno de los temas más relevantes, es qué pasa con los adultos mayores en cuarentena y los trámites que deben hacer, muchos de ellos en notarías, y para cuidar su salud y ayudarles en que estos trámites no se conviertan en enfermedad, es que firmamos este primer convenio del Senama con una notaría, y lo hicimos aquí en Biobío” comentó el director del organismo. 

“Esperamos poder llegar a las personas en sus casas, y que por medio de esta alianza, de forma sencilla y no presencial, puedan realizar sus trámites y cuidar la salud de los adultos mayores”, finalizó Vergara.

El notario de la primera notaría de Concepción, Carlos Miranda declaró “que la región esté presente en las soluciones de problemas para los adultos mayores, es un privilegio. Buscamos a través de los medios tecnológicos, acercar a los adultos mayores a estas soluciones. De esta manera, con iniciativa y trabajo en conjunto, estamos en condiciones de ayudar a evitar que el COVID-19 se propague”. 

Bajo el patrocinio de la Asociación Nacional de Notarios, Notaría Miranda liberará la aplicación a nivel nacional en la medida que el plan piloto surta el efecto esperado, de seguridad y certeza jurídica, para que se replique en el país, con el fin de colaborar y contribuir a que adultos mayores en situación de riesgo social, enfermedades o por cuarentena, puedan obtener sus cartas poderes para cobrar pensiones en bancos o instituciones, desde sus hogares. 

Para ello, se capacitará a personal del Senama, quienes recogerán los casos e inscribirán en la web, para que posteriormente, los poderes obtengan la firma notarial, y finalmente, llegue el documento al correo electrónico del adulto mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *